La fiebre de las bodas en Ibiza y Formentera


08.07.2016

pergolaIbiza y Formentera son destinos turísticos por excelencia, gracias a sus múltiples atractivos, que en los últimos años han logrado una razón más para convertirse en el destino de los sueños de parejas de todo el mundo que escogen las Pitiusas para darse el ‘sí, quiero’. Hay que destacar que en los últimos años las islas se caracterizan por la multitud de bodas que se celebran con sabor nacional o internacional.

“Quienes visitan nuestras islas, buscan la forma de repetir esa experiencia y no es de extrañar que muchos turistas que se han enamorado de las islas y en ellas, vuelvan para casarse” relata la wedding planner, Myrhiam Fernández. Tal y como concreta la experta “en Ibiza y en Formentera se pueden encontrar rincones donde perderse, la calma de la naturaleza, las bonitas y románticas puestas de sol, las playas con aguas cristalinas,  calas perdidas y noches estrelladas, y estamos preparados para que el esperado “sí, quiero”, tenga todos esos ingredientes”.

No es de extrañar esta tendencia ya que los novios que deciden pasar por el altar en nuestras islas, ya sea religioso o civil, encuentran una gran variedad de opciones para la celebración del enlace: calas, playas, agroturismos y hoteles, que se adaptan a todos los gustos y bolsillos de los amantes.

baile_noviosEn esta etapa los novios se estrenan con mucha ilusión buscando todos los detalles soñados para el día de su boda y suele haber muchos nervios y contratiempos. Y estos sentimientos crecen cuando se organiza una boda a distancia. Muchas veces no se dispone de tiempo suficiente para todos los preparativos, no se conocen los proveedores que hay en la isla o simplemente no se encuentra la idea que habías soñado. Para ello han nacido las wedding planner. Una profesión que está de moda y que ha llegado para quedarse. Su trabajo busca los novios puedan tener a mano una amiga que preste sus servicios a lo largo de todo el proceso y organización del enlace, supervisando, gestionando, o incluso contando con ella el propio día de la boda en toda la coordinación de la misma.

Casos como el de I Believe in Pink, cuya gerente, Myrhiam Fernández, es además, “coach” de los novios y les acompaña en todo el proceso de selección de enclave, invitaciones, sitting o decoración,  son un ejemplo de cómo estas “maestras de ceremonias” son la solución para quienes buscan que el día más feliz de sus vidas lo sea desde el momento de la pedida.

novios

“Ayudamos a las parejas a buscar y gestionar todos los proveedores y servicios que necesiten, y nos aseguramos de que se cumpla  lo que realmente están buscando ya que entendemos que cada pareja es única y tiene su propia visión de boda”. Para ello, relata Fernández, esta wedding planner elabora un completo timming y una agenda personalizada para ayudar a gestionar el tiempo y presupuesto de los enamorados.

mesa

“Somos psicólogas de las parejas, les ayudamos con la gestión de las familias, alojamiento de sus invitados, posibles contratiempos, vestido, complementos, escenificación y en esencia, hacemos que sus sueños cobren vida y que nadie les diga qué se puede hacer y qué no o cómo debe ser su boda”, concluye la voz cantante de I Believe in Pink quien asegura que todas sus historias terminan con un final feliz y son de color de rosa.

Share:
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+
I Believe in PinkLa fiebre de las bodas en Ibiza y Formentera